Tengo la boca seca, ¿qué me pasa?

boca seca xerostomia

boca seca xerostomia

¿Tienes la sensación de que tu boca no produce saliva y de que está totalmente seca? ¿Notas que esta desagradable sensación especialmente al despertarte (además de tener la boca un poco pegajosa?) No te asustes, es un síntoma habitual que le ocurre a muchas personas cuando están nerviosas, preocupadas o sufren estrés. Es cierto que resulta muy molesto,  pero si no es algo constante no hay por lo que preocuparse.

La boca seca (llamada xerostomía por los profesionales médicos) se convierte en un problema cuando esa sensación de sequedad es persistente y se prolonga en el tiempo. En este caso, la mejor opción es acudir a un especialista para pedir una opinión médica, ya que puede perjudicar en algunos casos la salud. Por otra parte también puede dañar nuestra salud bucodental ya que no elabora líquido suficiente para limpiar impurezas, lo que provoca bacterias y por lo tanto daños en los dientes y mal aliento.

¿Cuáles son las causas más comunes?

Entre las principales causas que pueden causar xerostomía y cuyo caso debe ser evaluado por un especialista son:

  • Obstrucción de los canales salivares
  • Anemia
  • Artritis reumática
  • Tabaquismo
  • Diabetes
  • Tumores
  • Estrés o ansiedad
  • Falta de minerales
  • Deshidratación
  • Reacción a medicamentos o drogas

Tratamientos, consejos y recomendaciones.

Hay diferentes remedios médicos que pueden ayudar a eliminar el problema, todo depende de la causa que lo produzca. Por ejemplo, existen medicamentos para ayudar a las glándulas a producir más saliva; pero claro, si es un medicamento lo que te provoca esta afección suele bastar con eliminarlo de tu rutina.

También hay pequeños trucos que puedes hacer tú mismo para aliviar esta desagradable sensación: tragar agua en pequeños sorbos frecuentemente y entre las comidas para tragar mejor, eliminar el café o té de tu dieta, dejar el tabaco y el alcohol. Y sobre todo, eliminar las bebidas con azúcar, ya que pueden provocar la acumulación de bacterias, que junto a las producidas por la falta de saliva pueden ser muy perjudiciales para la salud.

¿Una alternativa rápida? Masticar chicles o comerse un caramelo (obviamente sin azúcar) ayudará a segregar saliva. Además, evita ante todo los alimentos picantes o salados ya que solo harán que agravar tu problema de sequedad bucal.

Pero lo más importante para evitar que este problema dañe la salud bucodental pasa por extremar los cuidados y cepillarse los dientes después de cada comida y pasar el hilo dental una vez al día. En el caso de que la situación no mejore lo mejor es acudir al dentista que te aconsejará acerca de todas las medidas que puedes tomar para paliar e incluso terminar con esta desagradable e incómoda sensación.

Leave a comment