Blancorexia: qué es y cómo hacerle frente

blancorexia-dientes-blancos

Hoy en día prestamos mayor atención a nuestra estética dental y buscamos la perfección en nuestros dientes. Sin embargo, en muchos casos puede que no seamos realmente conscientes de los problemas que pueden aparecer en nuestra boca al anteponer la estética a la salud bucodental.

En este sentido, destacamos la blancorexia: una patología psicológica que se caracteriza por  la obsesión en tener los dientes siempre blancos y que puede ser gravemente perjudicial para la salud bucal. Estas son las posibles consecuencias que provoca el uso abusivo de productos blanqueantes:

  • Severas irritaciones en las encías (gingivitis).
  • Y en el interior de la pieza penetrando en la pulpa dental de forma irreversible (necrosis pulpar).
  • En los casos más extremos puede suponer la pérdida de piezas dentales.

Quienes padecen blancorexia, suelen ser personas que acuden al dentista frecuentemente para realizarse blanqueamientos dentales, y cuando el dentista no acepta realizarle más tratamientos de este tipo, los pacientes intentan adquirir productos blanqueadores sin prescripción clínica, lo que puede afectar directamente a la salud bucodental debido a la abrasividad que éstos provocan por su uso incontrolado.

Asimismo, debemos tener en cuenta que cada persona tiene una tonalidad distinta en la dentadura (existen 20 tonos de esmalte dental diferente y ninguno de ellos es de blanco absoluto), la cual está determinada por la genética. Por lo que si nos sometemos a un tratamiento de blanqueamiento dental profesional podemos llegar a recuperar el color natural de nuestro esmalte dental, pero en nunca un tono más blanco del propio.

¿Cómo hacer frente a la blancorexia?

Debemos comprender que la blancorexia se trata de una patología y, por eso mismo, requiere un tratamiento psicológico y cuidado odontológico especial para combatir los efectos de las malas prácticas que se ha hecho y conseguir que el paciente recupere, al mismo tiempo, su autoestima en referencia a su estética dental.

Así pues, desde nuestra clínica de dental recomendamos que si sufres blancorexia, lo más importante es que te trates antes de que tus dientes comiencen a sufrir las consecuencias de tu obsesión. ¿Cómo? Visita a tu odontólogo para que te indique cuál es la mejor manera de mantener los dientes blancos y saludables.

· · Porque unos dientes blancos, no son síntoma de unos dientes sanos · ·

Leave a comment