Aftas bucales: causas, síntomas y tratamiento

causas de aftas bucales

causas de aftas bucalesLas aftas bucales son unas pequeñas úlcera o llagas que aparecen en la mucosa de la boca, son lesiones muy comunes que afectan normalmente a personas de entre 10 y 40 años. Las mujeres, por lo general, son más propensas a sufrirlas que los hombres. Normalmente son lesiones benignas, es decir que no suelen causar mucho más problemas que simplemente la incomodidad de convivir con ellas.

¿Cuáles son las causas de aftas bucales? y ¿dónde aparecen? Este tipo de dolencia bucal puede surgir en cualquier parte de la boca pero lo más común es que aparezcan en la lengua, los labios o las mejillas (de manera poco habitual también aparecen en las encías, el paladar o incluso la garganta). Son pequeñas heridas de entre 3 y 8 mm, de forma ovalada y poco profundas. Son limpias, no deberían presentar pus u otras señales de infección. Suelen ser únicas pero a veces aparecen en grupos múltiples, no tienes que asustarte por ello.

La mayoría de la población ha sufrido su presencia alguna vez, es solo el 20% el porcentaje que las padece de forma recurrente, aunque con el paso de la edad se va disminuyendo.

Aunque (como ya hemos dicho) no suelen ser síntoma de alguna enfermedad grave, las aftas bucales son muy dolorosas e incomodas. Lo único que dificultan son tareas básicas como beber, comer o hablar; no creas en mitos, las llagas no son contagiosas y tampoco causan mal aliento.

Causas de aftas bucales: las más comunes

  • Origen traumático, es decir, pequeños mordisco accidentales.
  • Estrés.
  • Algunas comidas ácidas.
  • Consumo de tabaco y café.
  • Deficiencia de algunas vitaminas y minerales.
  • Acidez estomacal.
  • Helicobacter pylori (bacteria gástrica que solo se activa a un porcentaje reducido de la población).
  • Pocas horas de sueño.
  • La más común: por una reacción inmunológica frente a las bacterias más comunes.

 

Las aftas o llagas en la boca suelen desaparecer a lo largo de una semana extendiéndose hasta 10 días en el caso de las personas fumadoras y suelen curarse sin dejar cicatrices. No existe ningún tipo de tratamiento solamente enfocado a curar estas pequeñas heridas aunque si algunos que tienen como objetivo acelerar la desaparición. Te recomendamos paciencia o recurrir solo a algunos “trucos de la abuela” como diluir agua oxigenada en agua normal y aplicarla encima de la llaga o en su defecto con bicarbonato.

¿Cuándo preocuparse con la aparición de aftas bucales?

En Implant Clinics, como expertos en el cuidado de la salud bucodental de nuestros pacientes, te recomendamos que ante cualquiera de las causas de aftas bucales descritas anteriormente, lo mejor es que acudas a tu dentista o al médico cuando veas algo extraño como:

  • la afta es más grande de lo común;
  • aparece de forma muy recurrente;
  • tarda mucho en cicatrizar;
  • presenta indicios de infección;
  • tienes fiebre;
  • pierdes el apetito;
  • aparecen también en los órganos genitales.

Leave a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies